sábado, 24 de diciembre de 2016

El autor que trabajó casi en el abismo del silencio



ANDRÉS RIVERA (1928-2016) FUE UN ESCRITOR EXTRAORDINARIO
El autor que trabajó casi en el abismo del silencio
La literatura argentina perdió ayer, con la muerte del autor de La revolución es un sueño eterno, a su último gran escritor del siglo XX. “Lenin supo decir que los revolucionarios deben morir a los 50 años. Pero en este país, ninguno de nosotros fue revolucionario”, ironizaba.
Rivera radicalizó la perspectiva de los derrotados y excluidos mediante un decir que se aproximaba a una “poética del silencio”.
Rivera radicalizó la perspectiva de los derrotados y excluidos mediante un decir que se aproximaba a una “poética del silencio”. 
(Imagen: Carolina Camps)

“Un hombre, cuando escribe para que lo lean otros hombres, miente. Yo, que escribo para mí, no me oculto la verdad”. La perfecta sintaxis del jadeo, una economía para expresar y sugerir “más con menos” –casi en el abismo del silencio–, y una adjetivación exacta que aprendió de Borges, son las marcas de un estilo no sólo reconocible, sino difícil de emular sin caer en una mera pirueta de epígono. En cada libro que escribió Andrés Rivera –como en la cita inicial que pertenece a El amigo de Baudelaire–, la literatura dialoga con la historia, con las luchas sociales y la militancia, con las tensiones irresolubles entre ideales y praxis política, con el erotismo como variante del poder, con la dignidad de los derrotados, con lo inexorable de la vejez y el extravío de toda esperanza, con la violencia y la derrota del mundo proletario; tópicos enhebrados para asediar críticamente el pasado desde el presente de una lengua que desmonta los mecanismos de dominación y arroja interrogantes como dardos en nuestra conciencia: “Entre tantas preguntas sin responder, una será respondida: ¿qué revolución compensará las penas de los hombres?”. La literatura argentina perdió ayer, con la muerte del autor de La revolución es un sueño eterno,  a los 88 años en la ciudad de Córdoba, al último gran escritor del siglo XX.
Fumaba, el viejo Rivera, en su austero departamento, en un piso doce del barrio de Belgrano, donde vivía en los momentos en que estaba en Buenos Aires, porque combinaba su residencia porteña con la casa en el barrio cordobés de Bella Vista. Exhalaba el humo con un soplido seco y áspero, parecido al tono con el que declinaba sus pensamientos. Como si estuviera enojado. Detrás de la mascarada de tipo rudo que no perdona el más mínimo atisbo de fragilidad ideológica –era tan brusco al hablar que, más que desconcertar, dejaba sin aliento a sus interlocutores– se percibía un hondo sufrimiento, como si fuera un alma en pena que se protegía de la hostilidad del ambiente con la coraza de la adustez. Había nacido el 12 de diciembre de 1928 como Marcos Ribak Schatz, hijo de inmigrantes obreros –de madre ucraniana y padre polaco–; pero para sus lectores fue, es y encarnará por siempre el seudónimo que adoptó Andrés Rivera por haber vivido en la calle Andrés Lamas y haber leído La vorágine, un clásico de la literatura colombiana del escritor José Eustasio Rivera. En ese hogar de militantes comunistas donde creció no faltaban los libros. Su itinerario lector se inició con Los miserables de Víctor Hugo, la trilogía Manhattan Transfer de John Dos Passos y El sonido y la furia de William Faulkner. Después, por recomendación de su tío materno trotskista y tipógrafo, Felipe Schatz, llegó a El juguete rabioso, Los siete locos y Los lanzallamas, los tres de Roberto Arlt. Poco a poco leyó todo lo que caía en sus manos: narrativa y textos políticos. 
Trabajó como obrero en una fábrica de Villa Lynch, donde aprendió el oficio de tejedor, entre 1950 y 1957. ¿Estará ahí, antes de que emergiera la escritura y sus alter egos Arturo Reedson o Pablo Fontán, el principio de una cadencia, una oralidad calibrada por la escritura o la escritura escandida por la oralidad, la peculiaridad del estilo Rivera? Quizá el oficio de tejedor le permitió, muchos años después, escribir comienzos magistrales como el de La revolución es un sueño eterno (1987): “Escribo. Un tumor me pudre la lengua. Y el tumor que la pudre me asesina con la perversa lentitud de un verdugo de pesadilla”. El jovencito “insolente” de los años 40, como “sabía hablar”, fue elegido por sus compañeros, todos peronistas, secretario de la comisión interna. Entonces se había casado con Reneé Dana, una militante del PC, con quien tuvo a sus dos únicos hijos: Carlos y Jorge. El joven comunista, que se había afiliado al partido en septiembre del 45, escuchó el 17 de octubre por la radio, como el eco entusiasta de una “fiesta” a la que no estaba invitado. La escritura –eso que Faulkner llamó “el impulso interior”– empezaba a ser una necesidad. Cuando se enteró del golpe del 55, paró la fábrica en la que aún trabajaba. “Convoqué a los obreros y obreras peronistas a ir al sindicato que estaba en Villa Lynch, partido de San Martín, porque el secretario había dicho que había armas para defender al general. Y allá fuimos. Como no había transporte público, a medida que íbamos caminando los obreros y obreras peronistas se iban abriendo. Llegamos otro compañero y yo a la puerta del sindicato. La puerta estaba cerrada. Mi compañero, al que le decían ‘El Petiso’, me dijo que nos fuéramos a tomar algo. Desandamos el camino y llegamos a un boliche en la avenida San Martín que estaba abierto. Después lo vi a Perón por televisión, subiendo a la cañonera paraguaya”, recordaba en una entrevista con PáginaI12 en 2009 cuando salió Guardia Blanca.
En 1957 empezó a trabajar en el diario del PC La Hora, donde se vinculó con Juan Gelman, Juan Carlos Portantiero, José Luis Mangieri y Roberto “Tito” Cossa, entre otros camaradas de ruta. Ese mismo año, a los 29 años, publicó su primera novela, El precio, en la editorial Platina de Bernardo Edelman, también miembro del Partido Comunista; un texto que es “Faulkner puro, sólo desde el punto de vista de la puntuación, porque escribo sin un punto ni coma, ni punto y coma”, explicaba el escritor a Lilia Lardone y María Teresa Andruetto en el libro Ribak, Reedson, Rivera. Conversaciones con Andrés Rivera (Ediciones de la Flor). Los años 60 fueron tiempos difíciles. Llegó la expulsión del PC, acusado de “nacionalista burgués”, “enemigo de la clase obrera” y “populista” –calificativos lanzados como adoquines contra cualquier atisbo de amotinamiento crítico–, por escribir un “mal” cuento, “Cita”, dedicado a Gelman y a Portantiero –también expulsados del partido previamente por abrazar el maoísmo– y por publicarlo en La Rosa Blindada, la editorial de otro expulsado: Mangieri. Pronto se separaría de la madre de sus hijos y hacia fines de esa década aciaga se uniría a Susana Fiorito, su compañera desde entonces, con quien abriría una biblioteca popular en un barrio obrero y el centro de documentación de historia de la clase obrera Pedro Milesi. Susana incidió en una transformación que sería fundamental: Rivera se alejó del realismo socialista y de la mano de su compañera incorporó lecturas antes prohibidas por obra y gracia del dogmatismo del PC, como Borges, “un escritor al que hay que volver para aprender a escribir”, recomendaba el autor del libro de relatos Ajuste de cuentas (1972). Entre el 70 y el 74 vivió en Córdoba y fue testigo privilegiado de las luchas obreras de Sitrac-Sitram. Pero la pareja tuvo que regresar a Buenos Aires porque Carlos, el hijo mayor de Rivera, de 16 años, enfermó de cáncer y murió poco tiempo después.
La muerte del hijo y el genocidio de la dictadura acaso hayan conspirado para generar la década de silencio editorial del escritor, entre 1972 y 1982, que casi coincidió con su trabajo en el diario El Cronista Comercial (del 74 al 81), donde firmaba como Pablo Fontán. “Yo no quería publicar por dos razones. Primero: ningún editor habría querido hacerlo. Segundo: si publicaba, iba a dar lugar a equívocos peligrosos. Pero escribí: Nada que perder y Una lectura de la historia. Los dos libros que se publicarían más tarde. Allí estaba el trabajo de diez años de silencio forzado. El mismo silencio que le ocurrió a muchos”, reflexionaba Rivera que volvería al ruedo de la publicación, luego del regreso de la democracia, con En esta dulce tierra (1985), que obtuvo el Segundo Premio Municipal de Novela. En esos años leyó que Juan José Castelli, “el orador de la revolución”, murió de un cáncer en la lengua. Esa pequeña semilla, algo leído como al pasar, disparó una de sus más grandes novelas: La revolución es un sueño eterno, obra por la que obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1992. “¿Escribo de causas o escribo de efecto? ¿Escribo de efectos y no describo las causas? ¿Escribo de causas y no describo los efectos? Escribo la historia de una carencia, no la carencia de una historia”, afirma el personaje de Castelli, marginado y acorralado igual que su Revolución, a través de la subjetividad de un Rivera que radicaliza la perspectiva de los derrotados y excluidos mediante un decir que se aproxima cada vez más a una “poética del silencio”.
Escribir y leer. Leer y escribir. Vida y literatura como las aguas de un mismo río. Durante la década del 90 Rivera publicó novelas y cuentos: El amigo de Baudelaire (1991) La sierva (1992), Mitteleuropa (1993), El verdugo en el umbral (1994), El farmer (1996), otra gran novela por la que será indudablemente recordado, que fue adaptada recientemente al teatro por Pompeyo Audivert y Rodrigo de la Serna; La lenta velocidad del coraje (1998), El profundo sur (1999) y Tierra de exilio (2000). La vejez le provocaba rabia, lo enfurecía por la degradación física, la mezquindad de una memoria escurridiza y los ojos que se apagaban y le impedían leer. “Uno se siente acorralado por la prudencia. Los amigos me recomiendan que me compre un bastón porque tengo el andar vacilante cuando salgo a hacer las compras, a buscar los diarios o cuando tengo que ir al médico. Lenin supo decir que los revolucionarios deben morir a los 50 años. Pero en este país, ninguno de nosotros fue revolucionario”, ironizaba con un dejo de amargura a los 82 años. La última etapa de su producción se prolonga otra década más con Ese manco Paz (2002), uno de sus libros preferidos, la novela con la que más conforme estaba desde la escritura, en la que rescata la olvidada figura del general José María Paz, “un hombre que escribía tan bien como Sarmiento”; Cría de asesinos (2004), Esto por ahora (2005), Punto final (2006), Por la espalda (2007), Traslasierra (2007), Estaqueados (2008), Guardia Blanca (2009) y Kadish (2011), su última novela de tan sólo 67 páginas. “La nouvelle es el modo que tengo para expresarme. El que necesita cerca de doscientas páginas, debería limpiar la mitad”, sugería Rivera y admitía que quizá había publicado demasiado y que no había sabido retener algunos materiales. 
“Una vez me encuentro, a la salida de una charla en una biblioteca popular, con un joven, yo diría un adolescente, que me dice: La revolución es un sueño eterno me cambió la vida. Y yo sostengo que ningún libro, desde El capital de Marx a la Biblia y al Corán y al Talmud, le cambia la vida a nadie –planteaba en 2008–. Fijémonos en el levantamiento de marroquíes, árabes, en Francia. ¿Qué reclaman? Inclusión, que los saquen de esos suburbios y que les den los mismos derechos que a los ciudadanos franceses. Ellos no se lo proponen, pero están consolidando el Estado burgués, le están enseñando al Estado burgués cómo tiene que comportarse. No quieren tirar la Bastilla abajo. Quieren ser incluidos”. Rivera era el último “escritor honrado” –expresión que utilizaba Ernest Hemingway–, una de las voces más singulares de nuestra literatura, que se atrevía a formular pensamientos extremos y a poner el dedo en las paradojas de aquellos que por izquierda levantaron las banderas de la utopía y terminaron rematándolas al mejor postor.   

martes, 29 de noviembre de 2016

Tragedia del Chapecoense: Atlético Nacional de Medellín pide que se declare campeón de la Copa Sudamericana al club brasileño

Luto en el fútbol
Así lo solicitó el club colombiano a la Confederación Sudamericana de Fútbol, CONMEBOL, tras el accidente del avión que transportaba a los integrantes del club brasileño hasta Medellín, en el que murieron 76 personas y sólo sobrevivieron seis.
"El dolor embarga rotundamente nuestros corazones e invade de luto nuestro pensamiento", expresó la directiva del Nacional en un comunicado publicado en su página de internet.

sábado, 26 de noviembre de 2016

Muere Fidel Castro


Muere Fidel Castro

Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana, murió este viernes por la noche a los 90 años. Así lo ha comunicado al pueblo cubano su hermano, el presidente Raúl Castro, en una alocución en la televisión estatal. “Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10:29 horas de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz”, indicó Raúl Castro visiblemente emocionado.
Con la muerte de Fidel Castro avanza el tiempo y el siglo XX queda un poco más atrás. Era el último gran líder revolucionario que seguía vivo. En 1953 se dio a conocer con el fallido asalto al cuartel de Moncada en plena dictadura de Fulgencio Batista, aliado de Washington.
http://www.lavanguardia.com/internacional/20161126/412179889345/muere-fidel-castro.html

martes, 22 de noviembre de 2016

SANTO DOMINGO TIENE POTENCIAL PARA CONVERTIRSE EN PRINCIPAL DESTINO TURÍSTICO DEL CARIBE


-Santo Domingo tiene potencial para convertirse en principal destino turístico del Caribe /.La capital dominicana tiene los atractivos, la infraestructura necesaria y un gran potencial para convertirse en el principal destino turístico del Caribe, declaró el presidente de la Asociación de Hoteles de Santo Domingo, Roberto Henríquez.
Al pronunciar las palabras de apertura del evento “Santo Domingo Destino Capital 2016”, que se realiza en el hotel Crowne Plaza, dijo que “nuestra ciudad cuenta con una rica y variada oferta gastronómica, bares, centros de diversión e importantes centros comerciales y hospitales con una actualizada tecnología en servicios médicos de nivel internacional”.
A su juicio, la capital dominicana ofrece a sus visitantes un amplio menú de hoteles para satisfacer todos los gustos, que se destacan por la excelente calidad de los servicios que ofrecen al turista.

El Papa autoriza a sacerdotes a perdonar el aborto

Así se lee en la carta apostólica “Misericordia et misera” , el documento de conclusión del Jubileo extraordinario que instituyó Francisco y en el que da las indicaciones para que los católicos continúen este tiempo de la misericordia, la reconciliación y el perdón.
El Papa anuncia que sacerdotes podrán absolver del pecado del aborto de manera indefinida.(Foto Prensa Libre:AFP).
http://www.prensalibre.com/internacional/el-papa-autoriza-a-sacerdotes-a-perdonar-el-aborto

Bolivia vive la peor sequía en 25 años

El gobierno decretó la "situación de emergencia" en el país por una sequía que ha provocado cortes de agua en siete de las 10 principales ciudades y protestas en La Paz.

http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/bolivia-decreta-emergencia-escasez-de-agua-video-666740

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Donald Trump ganó las elecciones y será presidente de los EEUU hasta 2021


Hillary Clinton 47,5%
Donald Trump 47,7%

El primer discurso de Donald Trump como presidente de EEUU: "Tenemos que unirnos"

Donald Trump se convirtió este martes en el 45° presidente de los Estados Unidos al derrotar en las urnas a la candidata demócrata Hillary Clinton. "Acabo de recibir un llamado de la ex secretaria de Estado y me felicitó, nos felicitó a todos, por esta victoria", declaró el magnate neoyorquino desde su comando de campaña en Manhattan.
En un discurso que se destacó por su espíritu conciliatorio, Trump aseguró que gobernará "para todos los estadounidenses".
 “Es tiempo de que Estados Unidos cierre sus heridas. Tenemos que unirnos”
"Es tiempo de que Estados Unidos cierre sus heridas. Tenemos que unirnos (…) Me comprometo a ser presidente para todos los estadounidenses. Para que ellos que no me respaldaron, que fueron muchos, les hablo a ustedes para que podamos trabajar juntos".
Además, agregó "los hombres y mujeres olvidados de nuestro país no serán más olvidados" y subrayó que "no decepcionará" a sus votantes con un mensaje que deslizó la posibilidad de dos gobiernos consecutivos: "Al final de cuatro años, u ocho años, podrán decir que hicieron algo de lo que están orgullosos".
Rodeado por sus familiares, el nuevo presidente estadounidense dirigió unas palabras a la comunidad internacional, a la que le prometió que no buscaría "conflictos". "Si bien vamos a priorizar los intereses de nuestro país, vamos a buscar trabajar con todos, vamos a buscar todas las asociaciones, queremos trabajar con todos", agregó. 
Finalmente, instó a todos los presentes a seguir trabajando con el objetivo de "reconstruir" la nación y "renovar el sueño americano". "Nuestro país tiene un tremendo potencial y va a ser maravilloso", culminó.

Donald Trump al mundo: "Buscaremos alianzas, no conflictos"

"Vamos a llevarnos bien con los países que podamos llevarnos bien. Buscaremos  el terreno común, no la hostilidad; alianzas, no conflictos".
Con estas palabras, pronunciadas en un tono tranquilo y coloquial, muy diferente al discurso incendiario que mantuvo a lo largo de la campaña, Donald Trump se proclamó esta madrugada como nuevo presidente de los Estados Unidos.
El líder republicano, que logró la Presidencia tras derrotar a la ex secretaria de Estado Hillary Clinton en una elección que derrumbó todos los pronósticos, dio su primer discurso en Nueva York poco después de las 2:30 a.m., hora de Colombia, ante una muchedumbre de seguidores que le esperaba.
Clinton inició revelando que acaba de recibir una llamada de Hillary Clinton en la que esta admitió su derrota, y contrario a lo que hizo durante el último año y medio, por primera vez tuvo palabras de reconocimiento para su adversaria.
"Hillary ha trabajado muy duro y por mucho tiempo, y le debemos gran gratitud por su servicio a nuestro país", dijo.
Posteriormente, y tomando distancia de la extrema polarización que se vivió durante la campaña, dijo que "ahora tenemos que unirnos como pueblo. Me comprometo a ser presidente para todos los estadounidenses y  a los que decidieron no respaldarme les digo que trabajemos en conjunto para unificar este gran país".
Trumpo recordó que ha pasado toda su vida en los negocios, "viendo potenciales de proyectos en todo el mundo y ahora eso es lo que quiero ver en nuestro país".
"Nuestro país tiene un potencial maravilloso. Cada estadounidense tiene que desarrollar su potencial. Vamos a reconstruir nuestros puentes, escuelas hospitales, toda nuestra infraestructura, y vamos a poner a millones de nuestras personas a trabajar", agregó, tras enfatizar que "vamos a tener la economía más fuerte del mundo". 
Trump envió también un mensaje a la comunidad internacional, a la cual dijo que "pondremos los intereses de Estados Unidos primero, pero trataremos con justicia a todos, sin hostilidades y conflictos".
El nuevo Presidente, en un tono coloquial y con palabras improvisadas, agradeció a los principales colaboradores de su equipo de campaña y dio las gracias a los miembros de su familia. "A Melania, a Don, a Ivanka, Erik, Tifanny, los amo y les agradezco por soportar todas esas horas, esto fue muy duro. Ser político es grosero y duro".
Antes de retirarse, hizo mención incluso a la posibilidad de que en cuatro años busque la reelección y dijo: "Ustedes me han dado un respaldo increíble y yo espero que en 4 años, o tal vez en 8 años, estén orgullosos de su Presidente".

sábado, 5 de noviembre de 2016

Rescatados de dos camiones 186 migrantes centroamericanos en México

Los indocumentados viajaban en dos camiones interceptados en dos operativos en Tabasco y Zacatecas

Un hombre camina sobre las vías del tren en Arriaga (Chiapas).
La localización de migrantes al borde de la muerte y atrapados en mugrientos camiones rumbo al norte es una rutina habitual que evidencia la crisis humanitaria que se vive en Centroamerica

El ultimo episodio se dio este miércoles cuando las autoridades mexicanas interceptaron en dos acciones distintas a 186 migrantes centroamericanos que se encontraban hacinados y deshidratados encamiones, mientras esperaban ser transportados hacia la frontera con Estados Unidos, señaló en un comunicado el Instituto Nacional de Migración.
El primer rescate se realizó en el estado de Tabasco, cuando agentes migratorios detectaron un camión de carga que llevaba a un gran número de personas. El chofer intentó huir con el vehículo, pero fue alcanzado por las autoridades.
En el camión viajaban 94 migrantes, 43 de ellos menores de edad entre dos y 17 años, originarios
de El Salvador, Honduras y Guatemala.

Cómo sobrevivir un mes en la Antártida

El joven periodista Federico Bianchini habló con Infobae sobre su nuevo libro “Antártida: 25 días encerrado en el hielo”, una fascinante crónica sobre su experiencia en una de las zonas más remotas del mundo.
Federico Bianchini es una de últimas plumas que sacó el periodismo narrativo argentino. Con 34 años, ya ostenta tres premios en su vitrina: Las Nuevas Plumas, el Don Quijote y la beca Michael Jacobs. Después de su debut en la escritura de largo aliento con "Desafiar al cuerpo" (2014), lanza su segundo libro: "Antártida: 25 días encerrado en el hielo". Una crónica que retrata con agudeza la singularidad del continente blanco. "Desde chico soñaba con conocer esa tierra mítica que aparecía en la literatura y en los libros de viaje", reconoció.
Para empezar, Federico definió de qué se trata el periodismo narrativo: "Es contar algo real con herramientas de la literatura. Por ejemplo, diálogos, descripciones, cartas. En otras palabras: utilizar recursos de la ficción en un relato periodístico", precisó.
Uno de sus primeros trabajos fue un perfil a Roberto Fogwill.¿Cómo nació la idea? De una manera bastante particular. "Yo estaba nadando en la pileta de un gimnasio y, de repente, ví que había una persona adelante que no me dejaba pasar. Me molestaba. No podía adelantarme. Por adentro decía '¿por qué este viejo va por el carril ligero? ¿Qué le pasa?' Ese señor era ni más ni menos que Fogwill. Ahí lo conocí y le propuse la nota. Dos años después, la publiqué y, gracias a ella, conocí al director de Anfibia, Cristian Alarcón. Todo se encadenó"

sábado, 1 de octubre de 2016

¡Histórico! Argentina venció a Rusia y se consagró campeón mundial de futsal


LI.- La Argentina se consagró campeón mundial de futsal por primera vez en la historia. En Medellín, le ganó a Rusia 5-3 en la final. El mejor resultado argentino había sido el cuarto puesto en China Taipéi, en el año 2004.

El equipo que conduce Diego Giustozzi no perdió ningún encuentro en el torneo. En la fase de grupos ganó dos partidos y empató (finalizó líder en el grupo E) y desde octavos de final ganó todos los partidos con 11 goles a favor y tan solo dos en contra (1-0 vs. Ucrania, 5-0 vs. Egipto y 5-2 vs. Portugal).
Además, es la primera vez que el campeón mundial no es ni Brasil ni España, que ganaron las siete ediciones anteriores.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Terremoto en Italia: Las zonas más afectadas y dónde se ha notado

Terremoto en Italia: Las zonas más afectadas y dónde se ha notado
El terremoto en Italia que ha provocado decenas de muertos y de desaparecidos ha tenido una intensidad de 6,2 grados en la escala de Richter y se ha producido a las 3.36 hora local (4.36 hora española) cerca de la población de Accumoli, en la provincia de Rieti. Su epicentro se situó a tan solo 4 kilómetros de profundidad y el temblor, que tuvo hasta 20 réplicas, se sintió también en Roma, a 170 kilómetros de distancia.
http://www.lavanguardia.com/sucesos/20160824/404165383013/terremoto-en-italia-zonas-afectadas.html

sábado, 20 de agosto de 2016

Hoy fue una mañana diferente para 115 indigentes de San José

Un sábado bastante particular vivieron 115 indigentes que usan las calles del centro de San José como su dormitorio.
Hoy se despertaron y, a diferencia de otros días,les esperaba el desayuno, ropa limpia y hasta un doctor.
Esto gracias a la labor de 35 funcionarios de Coopecaja que, como parte de su responsabilidad social, decidieron darle un giro al sábado de este grupo de habitantes de la calle. 
Recibieron atención médica durante la actividad (Cortesía Coopecaja).
“Hasta pudimos repetir”, dijo Roberto Ojeda, quien hace 2 años vive en la calle y estuvo encantado con el “sabor” del gallo pinto. 
Les dieron pinto con huevo, café, ropa, sábanas y hasta tuvieron la oportunidad de chequerase con el equipo médico de la misma cooperativa. 
“No solo se trata de venir y darles comida, sino de prestarles un poquito de atención, brindarles atención médica y traerles algunas cuestiones básicas desde artículos de cuidado personal hasta abrigo”, comentó María Fernanda Torres, encargada de Responsaibilidad Social de Coopecaja.

http://www.crhoy.com/nacionales/hoy-fue-una-manana-diferente-para-115-indigentes-de-san-jose/

Final: Brasil le ganó a Alemania por penales y se quedó con el oro

 Brasil derrotó esta noche a Alemania por penales tras igualar 1-1 en la final de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016.
   Neymar abrió el marcador para el local a los 26 minutos del primer tiempo a través de un tiro libre.

domingo, 7 de agosto de 2016

Cristina Kirchner, Moreno y Hebe sostienen el segundo semestre de Macri

Para alivio de la Casa Rosada, el kirchnerismo volvió a ocupar las primeras planas. Una inquietante pregunta surge del caso Bonafini: ¿fue un ensayo por si Cristina va presa?
Hebe de Bonafini salió indemne de su pedido de detención (Télam)
No es común que una idea sea confirmada en tan poco tiempo: hace una semana en esta columna se planteó la teoría de que Mauricio Macri era el producto de la suma de opuestos con Cristina Kirchner y que esa dialéctica hegeliana de enfrentamiento continuo resultaba el principal sostén del Gobierno, que muestra en el principio del autopromocionado "segundo semestre" más debilidades que las esperadas. Y que quizás deba, a partir de ahora, medir seriamente, y no solo por encuestas, las consecuencias de sus actos: permitir que una persona citada a indagatoria haga lo que quiera con la Justicia, la ley y las fuerzas de seguridad siempre tiene costo a larga o a la corta. Para el Gobierno y para el país de ese Gobierno.Como si fuesen marionetas de un guion escrito y dirigido por Jaime Durán Barba (con influencias de García Márquez, Amado, Vargas Llosa o el coterráneo Jorge Icaza), Cristina Kirchner primero, Guillermo Moreno después y finalmente Hebe de Bonafini se las ingeniaron para convertirse voluntariamente en los (malos) protagonistas de la semana. Fue una semana kirchnerista. Para satisfacción de la Casa Rosada, los ex ocuparon muchas más horas de pantalla que todo el Gobierno junto, incluyendo al Presidente. En la inevitable comparación entre este pasado que se resiste al olvido y una docena de Pokemones, ¿cuál podría ser la opción de los independientes –la mitad más uno de argentinos– que comienzan a ver a Macri con menos fervor que antes? La respuesta es obvia. Salvo la corporación de fanáticos K, el sentido común va a optar por Pikachu, Misty y Brock, entre otros. Macri vendría, con todo el respeto del caso, a ser un Pokemon convertido en IronMan por obra del kirchnerismo.
 Para satisfacción de la Casa Rosada, esta fue una semana kirchnerista. En la Casa Rosada los festejos por la semana K ni siquiera dejan tiempo para leer la letra chica de la realidad: el desacato de Hebe de Bonafini es un precedente grave y serio.

FUENTE: http://www.infobae.com/politica/2016/08/07/cristina-kirchner-moreno-y-hebe-sostienen-el-segundo-semestre-de-macri/

viernes, 8 de julio de 2016

El hombre que salvó al mundo y nadie conoce

Si estamos aquí es debido a algo que nunca ocurrió. Y no ocurrió gracias al sentido común y a la cabeza fría de un hombre… que casi nadie conoce.

Ésta es una de esas raras coincidencias que de algún modo parecen ser más que una mera coincidencia: ¿diocidencia?…o sincronicidad, como le llaman al resultado de una conexión honda, profunda, entre la conciencia y el mundo de la materia, que desafía a nuestro sentido normal de lo lógico.

Hace 32 años, el héroe más grande de todos los tiempos salvó literalmente al mundo de un  Apocalipsis atómico.
En 1983, la guerra fría no había estado tan caliente desde la crisis de los misiles en Cuba. Parafraseando al entonces presidente Ronald Reagan, los Estados Unidos y la OTAN veían a la URSS como “El Imperio del Mal”.
Sus planes para colocar misiles en Alemania Occidental y organizar un ejercicio militar en Europa, entre otras acciones, hicieron que los soviéticos se sintieran verdaderamente amenazados. Sin duda, recordaban cómo, con el pretexto de un ejercicio militar, Hitler había engañado a Stalin y lanzado la Operación Barbarroja algunas décadas atrás.
Los líderes comunistas temían que el mentado ejercicio fuera una simulación para una invasión real, por lo que decidieron disparar todo su arsenal atómico al recibir la primera indicación de un ataque nuclear.
La tensión era tal, que el 1° de septiembre de 1983, un avión de pasajeros surcoreano entró por error en el espacio aéreo soviético y sin aviso, fue derribado sin previo aviso. Entre las 269 víctimas estaban un senador y varios ciudadanos americanos.
La noche del 25 de septiembre de 1983 debería haber sido la noche libre del Teniente Coronel “Stanislaw Petrof”, de 44 años, perteneciente a la sección de inteligencia militar de los servicios secretos de la Unión Soviética. No obstante, fue convocado al último momento porque quien debía cubrir el turno se había reportado enfermo.
Petrof llegó a su puesto de mando en el Centro de Alerta Temprana de la inteligencia militar, donde se coordinaba la defensa aeroespacial rusa. Era su responsabilidad analizar y verificar todos los datos de los satélites ante un posible ataque nuclear americano. Contaba para ello con un Protocolo muy claro que había redactado él mismo.
El Protocolo establecía que ante un inminente ataque atómico debía realizar las verificaciones correspondientes y alertar a su superior, quien de inmediato iniciaría el contraataque con armamento nuclear masivo sobre los Estados Unidos y sus aliados.
De repente, a las 12:14 Hrs., todos los sistemas de alerta se encendieron: las sirenas sonaron y las pantallas de las computadoras indicaron: “ATAQUE DE MISIL NUCLEAR INMINENTE”.
Un misil había sido lanzado desde una de las bases de los Estados Unidos. Su primera reacción fue pedir a todos los integrantes del Centro que conservaran la calma y que cada uno hiciera su trabajo. Y él hizo el suyo: verificó todos los datos y pidió confirmación de visión aérea, la cual fue imposible debido a las condiciones climáticas.
No le pareció lógico que EEUU lanzara un solo misil de pretender atacar a la Unión Soviética. Concluyó que tenía que haber ocurrido un error y se trataba de una falsa alarma.
Sin embargo, a los pocos minutos el sistema indicó un segundo misil… y después ¡un tercero!
Desde la sala de operaciones, localizada en el segundo piso del bunker, Petrof podía ver en el gran mapa electrónico de los Estados Unidos que los misiles nucleares habían sido lanzados desde la base militar en la costa.
En ese momento el sistema indicó otro ataque: un cuarto misil e inmediatamente un quinto.
En menos de cinco minutos, cinco misiles nucleares habían sido lanzados desde bases americanas contra la URSS. El tiempo de vuelo de un misil intercontinental balístico desde los EEUU era de 20 minutos.
La adrenalina se agolpaba en las cabezas de todos… mientras él analizaba qué debía hacer.
Después de detectar el objetivo, el sistema de alerta temprana lo hacía pasar por 29 niveles de seguridad que debían confirmar el ataque. El hecho de que pasaran tan contundentemente los niveles de seguridad todas las alertas despertó sus sospechas. El sistema podía fallar, pero, ¿podría haberse equivocado cinco veces o estaba frente a Armagedón?
Por lógica, el principio básico de la estrategia de la Guerra Fría habría sido un lanzamiento nuclear masivo, una fuerza abrumadora y simultánea de cientos de misiles, no cinco misiles consecutivos. Tenía que ser un error… ¿o el temido holocausto estaría sucediendo y él no haría nada?
Tenía diez minutos para decidir antes de que los misiles nucleares impactaran la URSS: informar a la dirección soviética y desencadenar la Tercera Guerra Mundial o escuchar a su sentido común.
Nunca antes en la historia, ni después, la suerte del mundo había estado en manos de un solo hombre. El futuro de la Humanidad pendía de su decisión. ¿Debía o no hacer accionar el “botón rojo”?
Petrof pensó: los americanos aún no tienen el sistema de defensa misilístico y saben que un ataque nuclear contra URSS equivale a la aniquilación inmediata de su propia población. Y aunque desconfiaba de ellos, sabía que no eran suicidas. Se dijo: “Ese gran imbécil no ha nacido todavía ni siquiera en los EEUU.”
Si estaba equivocado, una explosión 250 veces mayor que la de Hiroshima ocurriría sobre ellos pocos minutos después sin que pudieran hacer nada. Aun así, fue capaz de mantener la cabeza fría y de tener el coraje de escuchar a su instinto y de ajustarse a la conclusión lógica que le indicaba el sentido común. Decidió reportar un mal funcionamiento del sistema.
Paralizados y sudando a mares, él y los 120 hombres a su cargo contaban los minutos que faltaban para que los misiles alcanzaran Moscú…cuando de golpe, segundos antes, las sirenas dejaron de sonar y las luces de advertencia ¡se apagaron!
Petrof había tomado la decisión correcta y salvado al mundo de un cataclismo nuclear.
En su artículo “Hoy se cumplen 32 años de la decisión de un hombre que salvó al mundo, y nadie conoce”, publicado en IP, Alesia Miguens describe con detalle los momentos que siguieron a este trance:
,
“Sus camaradas, empapados de sudor, se lanzaron sobre él abrazándolo y lo proclamaron un héroe.
Él se desplomó en su sillón y bebió más de medio litro de vodka sin respirar. Al terminar esa noche durmió 28 horas seguidas.
Cuando regresó al trabajo, sus camaradas le regalaron un televisor portátil de fabricación rusa para agradecerle. Todos estaban vivos gracias a la decisión que él había tomado.
Al enterarse de lo ocurrido, su superior le dijo que sería condecorado por haber evitado la catástrofe y que propondría crear un día en su honor.”
Pero no fue así. Rusia no podía permitirse que EEUU y el pueblo ruso se enteraran de lo sucedido.
Petrof fue reprendido por no haber cumplido el Protocolo y transferido a un puesto de menor jerarquía. Poco tiempo después se le dio la jubilación anticipada.
El héroe más grande del mundo pasó el resto de su vida en una modesta vivienda de dos habitaciones en los suburbios de Moscú, sobreviviendo con una mísera pensión de 200 dólares al mes, en absoluta soledad y anonimato.
No fue sino hasta 1998 que su comandante en jefe, Yury Votintsev, presente aquella noche, reveló lo ocurrido durante el llamado “Incidente del Equinoccio de Otoño”, que por cierto fue causado por una rarísima conjunción astronómica. Su libro de memorias llegó por casualidad a Douglas Mattern, presidente de la organización internacional de paz “Asociación de Ciudadanos del Mundo”, quien salió en persona a buscar al héroe anónimo al que todos le debíamos estar en este mundo, para hacerle entrega del Premio Ciudadanos del Mundo.
Encontrar su rastro en una fila enorme de complejos conventillos grises a 50 kilómetros de Moscú fue difícil debido a que ni su teléfono ni su timbre funcionaban.
Uno de los vecinos a quien preguntó por Petrof, le dijo: “Usted debe estar loco. Si un hombre que ignoró una advertencia de un ataque nuclear estadounidense realmente hubiera existido, habría sido ejecutado. En esa época no había tal cosa como una falsa alarma en la Unión Soviética. El sistema nunca se equivocaba. Sólo el pueblo”.
Finalmente lo encontró en el segundo piso de uno de los edificios. Sin afeitar y desalineado, asomó la cabeza. “Sí, soy yo, pase.”
“Sentí que me encontraba con Jesús cuando él abrió la puerta”, dijo Douglas Mattern. “Sin embargo, él estaba viviendo como una persona de la calle. Cojeando, con sus pies hinchados, sin poder caminar mucho y constándole ponerse de pie, me dijo que sólo salía para conseguir provisiones”.
El héroe más grande de todos los tiempos, respondió humildemente: “No me considero un héroe; sólo un oficial que a conciencia cumplió con su deber en un momento de gran peligro para la humanidad… Sólo fui la persona correcta, en el lugar y momento indicado”.
“En un mundo tan lleno de vanidosos que “pretenden” salvar algo cuando en realidad lo único que hacen es daño a los demás y al planeta. En un mundo tan lleno de miserias, mezquindades, egos, avaricia y ambiciones; la humildad de este hombre y su indiferencia por la fama y la importancia, estremece profundamente”, afirmó Mattern.
Después de conocerse este hecho, expertos de EEUU y Rusia calcularon cuál habría sido el alcance de la devastación según el arsenal con el que contaban y habrían lanzado en ese momento y concluyeron que entre 3 y 4 MIL MILLONES de personas, directa e indirectamente, fueron salvadas por la decisión que ese hombre tomó esa noche.
“La faz de la tierra se hubiera desfigurado y el mundo como lo conocemos, acabado”, dijo uno de los expertos.
Stanislaw Petrof recibió:
•El Premio Ciudadano del Mundo el 21 de mayo 2004.
• El Senado australiano lo premió el 23 de junio 2004.
• Fue honrado en las Naciones Unidas el 19 de enero 2006. Dijo que fue su “día más feliz en muchos años.”
• En Alemania, en 2011, el dieron el Premio Alemán de Medios, que reconoce a personas que han hecho contribuciones significativas a la Paz Mundial, por haber evitado una potencial guerra nuclear.
• Fue Premiado en Baden Baden el 24 de febrero del 2012.
• Galardonado con el Dresden Preis en 2013.
• Y Kevin Coster realizó el documental “El Botón Rojo” en su honor.
Hoy en día, continúa viviendo en su pequeño departamento de las afueras de Moscú, con su pequeña pensión de 200 dólares al mes, en relativo anonimato. Les dio la mayor parte del dinero de los premios a sus familiares y guardó un poco para comprarse una aspiradora con la que había soñado, y resultó defectuosa.
Stanislav-Petrov_EDIIMA20140921_0378_5¿Cómo es posible que después de 32 años tan poca gente en el mundo sepa de él?